LAS REDES SOCIALES SIGUEN SIENDO ESENCIALES EN ELECCIONES: el caso de Chile

CHILE, DOMINGO 17 DE DICIEMBRE DE 2017 – RESULTADOS SEGUNDA VUELTA PRESIDENCIAL

Candidato(a)

Partido

Coalición/Partido

Votos

 %

Sebastián Piñera Echenique

Ind.

Chile Vamos

3 796 579

54,58 %

Alejandro Guillier Álvarez

Ind.

La Fuerza de la Mayoría

3 159 902

45,42 %

Total de inscritos

14 347 288

Abstención: 50,98%

 

En la Primera Vuelta de la elección presidencial reciente en Chile, la derecha -representada por Sebastián Piñera- se llevó una gran decepción: aunque ganó la elección, su resultado fue de solo 36% frente al 45% esperado. Y la suma de votos de la izquierda le daba un 55%, margen seguro para el balotaje o segunda vuelta. Pero la arrogancia de la primera vuelta dio paso a un fuerte trabajo que dio como fruto un amplísimo triunfo de Piñera en segunda vuelta. ¿Cuáles fueron los fundamentos de ese trabajo para la segunda vuelta? Aquí están:

1. Descentralización de la campaña: se designaron jefes territoriales con amplio margen de decisión acerca de lo más adecuado para su zona. A través de su página web, se enviaba un kit de campaña: https://sebastianpinera.cl/kit-campana/ y se recibía sugerencias.

2. Trabajo coordinado de redes sociales y georreferenciación: las fotos del trabajo en terreno eran enviadas a una sede central donde eran subidas a redes sociales. Así, éstas se convirtieron en tendencia en Twitter en varias oportunidades.

  • Para efectos de conocer a los votantes, el comando de Piñera trabajó con InstaGIS. Este software permite identificar la adhesión política vía redes sociales -en especial Facebook-, a través de los comentarios de los usuarios y sus “me gusta”. Luego, se busca la localización de esa acotación y se dirige la campaña vía red social a esa persona. Esta vez, los posibles votantes se dividieron en tres: piñeristas, indecisos y perdidos.
  • Para el primer grupo se optó por reforzar su opción, enviando, por ejemplo, adelantos de piezas publicitarias. En el caso de los indecisos, se les mostraban los errores de Guillier –su opositor- como cuando dijo que “hay que meterles la mano al bolsillo a los empresarios”, o profundizar en el concepto de una posible “Chilezuela” (en ref. a Venezuela) si salía electo. En el caso de los votos perdidos, la idea era insegurizarlos, hacerles guiños tanto a la DC como al Frente Amplio.

3. Trabajo puerta-a-puerta, “tomarse la calle”, con mensaje focalizado. Esto realizado por personajes de impacto. Se entregó volantes a los evangélicos con planes de defensa de la familia (se visitaron 70 mil hogares solo en Santiago), en consultorios con los planes de salud (mayor eficacia en manejo de listas de espera). El InstaGIS permitió también trabajar con mapas georreferenciales que mostraban las zonas donde había que potenciar los puerta-a- puerta y las actividades en terreno. En el caso de la VI Región, el encargado territorial fue el diputado UDI Javier Macaya, quien sacó primera mayoría en esa zona y dijo:
     “Haber descentralizado la campaña confiando en los que obtuvimos las primeras mayorías parlamentarias fue clave en el éxito final”, explica. “En esta elección se rompió por primera vez desde el retorno a la democracia con el eje Sí o No. En muchas personas, que siendo de historia familiar de izquierda, ya no se compran las consignas de moda fáciles o promesas electorales y quieren un gobierno que sea lo más cercano a las preocupaciones de su familia o las causas que individualmente defienden. Creo que la campaña nuestra leyó eso de buena forma”

4. Atención a problemas locales: inquietudes de sectores agrícolas, falta de empleo:
“En la comuna (dice el encargado territorial de Los Angeles) hay muchos jóvenes que salieron de la universidad y quieren trabajar, y Piñera representaba eso: más empleo. Un porcentaje de ellos votó por Beatriz Sánchez (20% en primera vuelta) y luego por Piñera, no tengo duda de eso. Se dejaron tentar por lo atractivo y novedoso de Sánchez, pero en segunda vuelta, cuando había que tomar una decisión más seria, optaron por Piñera”.

5. Prever contingencias: como se proyectaba una segunda vuelta muy apretada, se desplegó un ejército de 50 mil apoderados de mesa. Además, se capacitó a un conjunto de 500 abogados para que estuvieran listos para ir a “pelear voto por voto” en los colegios escrutadores. Como el resultado fue holgado, no se activó esta alternativa.

6. Finalmente, como bien sabemos los aficionados al básquetbol de la NBA, los partidos se definen en el último cuarto. Tanto por las “ganas de ganar” como por el intenso trabajo que lleva a la victoria.

Si te gustó, síguenos:
error

Comments

  1. Cesar says

    Excelente información. Luce muy razonable probable que la estrategia descrita haya sido determinante en el triunfo de Piñera.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *