El Pirateo es aceptado pacíficamente en nuestra sociedad

Un amigo vivió varios años en Estados Unidos.  Una de las consecuencias de su estancia allá es que no acepta por ningún motivo que ni él ni su esposa ni sus hijos compren alguna película pirata.

Nuestra realidad es distinta.  Llamamos pirateo a eludir el pago de derecho de autor por algún bien que lo requiera. Los casos más frecuentes son:

  1. Películas y canciones, compradas en DVD en algún negocio o bajadas de algún sitio de internet.
  2. Software, programas de computación, juegos .
  3. FTA: “Free-To-Air”: captar canales de televisión directamente del satélite.
  4. La fotocopia de libros (¿se ha asomado a la Avenida Delta, frente a la U Estatal de Guayaquil?).

Análisis.

Este tema podemos analizarlo desde el punto de vista ético-moral o desde el punto de vista puramente económico.

Hay algunos hechos claros y poco discutibles:  la comercialización de un producto pirateado es un delito y una falta ética grave.  Pero cuando el producto se utiliza para uso personal, hay que ir más a fondo y distinguir casos.  Por ejemplo, a Microsoft le conviene que yo utilice en mi casa el programa Excel, con o sin licencia, porque así lo exigiré en mi trabajo.

¿Hay conciencia de esto? ¿Hay voluntad para cambiar?  Definitivamente No.

Si te gustó, síguenos:
error

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *