Tercera Edad: ¿QUÉ HAREMOS CON LOS VIEJOS-JÓVENES?

Sí, es cierto que todavía hay mucha gente que pasa hambre, que no posee suficiente educación, que vive en condiciones miserables.  Sin embargo, no podemos dejar de ver que las condiciones de vida, de salubridad, han aumentado dramáticamente en todo el mundo.  Una persona que vive en una invasión en los alrededores de Guayaquil, vive en mejores condiciones de salubridad que los duques y condes de la corte del rey Luis XIV en el siglo XVIII.

Una consecuencia de este mejor nivel de vida en esta primera mitad del siglo XXI que estamos viviendo, es el incremento de la tercera edad, se vive mucho más que hace pocos años.  En promedio, las mujeres en Japón están alcanzando los 90 años. Y si tomamos en cuenta que cada día siguen disminuyendo los nacimientos …

Cuando comienza la tercera edad en los ultimos siglos

Expectativa Global de Vida

Como anécdota, en los años 70 hubo en Mendoza, Argentina, un iluminado que creó una secta llamado SILO.  Hace muchos años trabajé con un técnico, que había formado parte de ella  y contaba cosas increíbles: corrian un dia entero, hacían alarde de juventud.  Todos eran muy jóvenes, tanto, que uno de sus principios decía que la vida se acaba a los 30 … Como tenía que suceder, esta secta duró hasta que su líder pasó esa edad.

No se trata solo de la acostumbrada visión de un “viejo” de la tercera edad desde la perspectiva de una persona de menos de 30 años (digamos ahora un millenial …).  Visión que va cambiando a medida que nos acercamos a esa edad límite.

No hay conciencia del rápido cambio demográfico

La sociedad, los planificadores y políticos no se han preocupado suficientemente de analizar este tema.  Por ejemplo, antes, en general, había “dos edades”: crecimiento- educación-soltería en la primera de ellas, y familia-vida profesional en la segunda, digamos que cada una de ellas ocupaba unos treinta años.  Hoy se debe añadir una tercera edad, a veces más de veinte años jubilado, en mejor o peor condición.

Tampoco podemos englobar a todos los de la Tercera Edad en el calificativo de “ancianos”.  En un reciente artículo del Finantial Times (“Life begins at 60”) el Profesor Takao Suzuki, profesor de gerontología de la Universidad J F Oberlin de Tokio afirma que “Los Jóvenes-Viejos (60 a 75 años de edad) son ahora muy activos, sanos y productivos, de manera totalmente diferente a lo que era hace solo 30 años”.

Como ha aumentado el tiempo de la tercera edad

Expectativa de vida en varias regiones del mundo

Por tanto, debemos claramente separar la tercera edad en dos categorías, más que por la edad, por sus condiciones físicas y mentales: Los Jóvenes-Viejos todavía están útiles para trabajar, aún cuando su rendimiento vaya decreciendo paulatinamente.  En el otro grupo, Los Viejos-Viejos, está la clase pasiva de quienes deben vivir a costa de otros, ya sea por incapacidad física o mental: demencia, alzeimer, etc.

El desafío de los jubilados

En los países desarrollados, los jubilados se han dedicado muchas veces a pasear por el mundo, a “descansar” los pocos últimos años de su vida.  ¿Pocos?   ¿Tendrán dinero y ganas de viajar 20 o más años?   En Inglaterra y Estados Unidos muchos jubilados están volviendo a trabajar.

Aquí surgen muchas preguntas: ¿Qué hacer a partir de la jubilación, cuando sabemos que lo más probable es que vivamos por lo menos 20 años más?  En Price Waterhouse exigen que los socios se retiren a los 60 años, en la mayor parte de las Escuelas de Negocios no dejan a los profesores dar clases a partir de los 70.  ¿Está la sociedad preparada para dar una opción a estas personas?

Hay que tomar en cuenta que el trabajo es no solo una de las ocupaciones más interesantes para el ser humano, sino su misión en  tierra.  Warren Buffet, uno de los hombres más ricos del mundo, dice que nunca había trabajado con más entusiasmo que ahora que ya cumplió los 88 años de edad. Según el Harvard Business Review, los emprendedores de más edad tienen más éxito que los  más jóvenes.

Pero también hay otro aspecto importante.  En el citado artículo, se afirma que el trabajo confiere a la persona mayor un sentido de vida y de conexión social.  En las islas de Okinawa en Japón, donde la gente vive una vida excepcionalmente larga, con bajos niveles de demencia, los ancianos continúan pescando o cuidando a los  nietos hasta que mueren.  En los países desarrollados, los más viejos juegan bingo o van a un café a pasar su soledad, sin preocuparse de la gente verdaderamente necesitada a la cual podrían ayudar.

Si te gustó, síguenos:
error

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *